¿Qué es la “exposición” en fotografía?

Sin duda uno de los conceptos técnicos más importantes de la fotografía es la exposición, ya que saber exponer correctamente hará posible obtener imágenes fotográficas con una calidad mayor y más ajustadas a nuestros objetivos estéticos y formales. A continuación expondré brevemente este término. 

La exposición se refiere a la cantidad de luz que llega al sensor de la imagen, controlada por la combinación exacta de los siguientes elementos: 

· Tiempo de obturación (Tv o S), 

· Abertura del diafragma (Av o A),

· ISO o ASA  (sensibilidad del film o del sensor).

Y comúnmente se representa con el siguiente diagrama:

Fig. 1.

Estos elementos forman parte de la captura fotográfica; su correcta combinación nos garantizará una imagen iluminada adecuadamente según nuestro criterio y gusto.

Para precisar lo anterior veamos las siguientes tres fotografías: 

Fig. 2.
Fig. 3.
Fig. 4.

¿Cuál dirías que es la imagen con mejor iluminación? 

La mayoría coincidiría que la segunda fotografía (Fig. 3.) tiene mejor iluminación. Pero, ¿cuáles son las razones por las cuales llegarías a tal conclusión? Seguramente tus razones son diversas, sin embargo, estoy seguro que al menos una de las siguientes tres tomaste en cuenta:

1.-  La mayoría de los objetos distribuidos en el espacio se logran apreciar apropiadamente, 

2.-  se logra identificar de mejor manera y en toda su variedad los colores de los objetos, y 

3.-  no hay demasiado contraste entre las zonas que tienen mayor luz con las que tienen mayor sombra. 

Son precisamente estas tres condiciones a considerar para determinar el valor de exposición de una fotografía.  

Se dice que la correcta exposición es cuando podemos apreciar toda la gama tonal y lumínica de la información que una imagen posee, permitiendo la identificación de medios tonos, sombras e iluminaciones similares a la realidad que vemos o al objeto fotografiado. Para saber qué tipo de exposición tiene nuestra imagen, podemos hacer uso del histograma de nuestra cámara fotográfica. El histograma es una representación gráfica vectorial que muestra la predominancia de los valores de luz, sombras y medios tonos de una imagen. 

Fig. 5. Histograma.

Una correcta exposición dependerá principalmente del tipo de fotografía que queremos tomar y de lo que pretendemos comunicar con la misma. Por ejemplo, si deseamos obtener una imagen de carácter y estilo dramático lo más adecuado será tener una exposición donde predominen las sombras sobre los zonas iluminadas, generando así un alto contraste. Si por el contrario queremos obtener una imagen que proyecte juventud, frescura o lozanía, seguramente en la exposición de nuestra imagen deberán predominar las zonas iluminadas careciendo de zonas muy oscuras. A esta diferenciación entre una imagen muy oscura y una imagen muy iluminada se le suele categorizar también con el nombre de subexposición y sobreexposición

Fig. 6. Retrato de Konrad Adenauer por Karl Heinz Hargesheimer a.k.a Chargesheimer (1954). El contraste entre las sombras que llegan a los negros totales y las iluminaciones que enfocan el rostro generan una imagen de carácter dramático al personaje retratado.
Fig. 7. Marilyn Monroe por Eve Arnold (1955). Sin duda las altas luces de esta imagen proyecta una idea de frescura y juventud que va acorde con la icónica figura retratada.

Llamaremos imagen subexpuesta (Fig. 2.) a aquella imagen donde predominan mayormente las sombras y no hay presencia de zonas claras o iluminadas a tal grado que podemos apreciar zonas que llegan a negros absolutos. Por el contrario, llamaremos imagen sobreexpuesta (Fig. 4.) a aquella imagen donde predominan las zonas claras y hay muy poca presencia de zonas oscuras llegando a tener zonas de blancos absolutos; a este tipo de zonas se les conoce también como zonas “quemadas” por la luz.  

Fig. 8. Subexposición.
Fig. 9. Sobreexposición.

Como conclusión, podemos entender que la exposición es un juego de modulación entre el tiempo de obturación, la apertura del diafragma y de la sensibilidad del soporte o ISO, la cual hace que nuestra fotografía tenga zonas de mayor o menor luz. Asimismo, esta modulación incide en que tan clara u oscura se observa la información dispuesta en la imagen fotográfica.

En un siguiente post explicaré más detalladamente qué son y cómo funcionan estos elementos, para así entender y saber con mayor claridad cómo tomar una fotografía con una correcta exposición. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.